12 jun. 2011

Publicitar o no publicitar, ésa es la cuestión.

¿Qué ocurre cuando se presenta ante ti un anunciante, con su briefing y su pasta gansa esperándote toda para ti? Ves el briefing, hablas con el cliente, ¡oh dios! La campaña va contra tus principios. Formas parte de una agencia, no eres autónomo, la agencia no es tuya... ¿Qué haces? Eso nos preguntamos. Es como defender a un culpable. ¿Puedes elegir realizar o no la campaña? La respuesta es clara: depende de lo que diga tu jefe, depende de si tiene los mismos ideales que tu o prefiere el dinero. Optemos por la segunda opción, te toca pensar la campaña, tiene que gustarle. Pero, ¿como se puede ser creativo cuándo no te está gustando lo que haces? Difícil tarea, en nuestra opinión. Porque lo que tienes que hacer, lo haces a disgusto, y a disgusto nunca sale nada bueno. Conclusión: puede haber campañas que debas realizar que te gusten más o menos, pero si algo va contra tus principios debería ser puesto en el curriculum. Sí, en serio. "No realizo publicidad sobre las corridas de toros, o publicidad engañosa o subliminal", por ejemplo. Así, quien te contrate lo hace pese a eso, con lo que tú, puedes negarte. Aunque tampoco es tan fácil, por mucho que lo ponga en tu currículum, si tu jefe quiere que hagas una campaña la vas a tener que hacer, o si no puede elegir echarte de igual manera. Así que, ¡rezad porque ningún briefing atente contra vuestros principios! O si no, haceos funcionarios.


Un ejemplo es esta publicidad de intereconomía. ¿Qué eliges, el dinero o la honestidad?


1 comentario:

  1. No creo que la solución sea " hacerse funcionario ". Creedme, los funcionarios también tragamos sapos. Quizá no te echan, pero te aparcan en un puesto en "via muerta" en el que puedes estar hasta que te jubiles. A mi modo de ver la solución es no perder el espíritu de justicia y libertad que acompaña, junto con otras cosas a veces horribles otras maravillosas, a la raza humana. Mi consejo es que si te enfrentas a tener que hacer algo que no va con tus principios uses la cabeza para darle la vuelta y conseguir ( siendo mas listo que tu jefe) que tu campaña sea un éxito a corto plazo pero " envenenalá " con un veneno de acción retardada de modo que una vez que el cliente haya pagado se vuelva contra el y lo hunda. Y si claro que si se puede hacer, vosotras que estais empezando no os podeis pedir menos. ¿ os habeis preguntado alguna vez porqué habeis nacido con una inteligencia tan afilada ?. Pues no, no es para terminar haciendo viñetitas en revistas de esas de empresa. Es para hacer grandes cosas.
    ¿ pesa la responsabilidad ?....Bienvenidas al mundo .

    ResponderEliminar